viernes, 31 de mayo de 2013

JEAN FRANÇOIS NICQ (Les Foulards Rouges)


La pasada semana tuvimos la oportunidad de catar en Vinoscopio dos de los vinos de Jean François Nicq, afamado productor de Les Foulards Rouges.
En 2002 se hizo cargo de 12 Ha plantadas en laderas con orientación Norte de esquistos y gneis en Montesquieu des Albères (Pirineos Orientales) muy cerca del mar y por tanto con una alta influencia marítima que focaliza el perfil fresco de sus vinos y sin exceso de alcohol.
El viñedo lo reconvirtió a ecológico, elabora sin azufre, con tracción animal en las tareas del campo y controla exhaustivamente los rendimientos por Ha.
El perfil de sus vinos en general contrasta con el de la zona bastante influenciada por el perfil natural a elaborar vinos maduros y algo alcohólicos. Jean François busca vinos de fruta jugosa, muy frescos y de una aparente, aunque falsa, ligereza.



OCTOBRE 2012                                                    
Elaborado en Montesquieu des Albères.
Garnacha y Syrah al 50%.
Maceración carbónica.
Suelos de esquistos y gneis.
12,5 % Vol.
5000 botellas.

Cereza de capa media baja, algo turbio, de apariencia sin filtrado.
Fondo de maceración carbónica, aunque no perfila hacia el aroma típico, caramelitos de frutos rojos pequeños, todo arropado por mucha frescura aunque sin recuerdos vegetales de falta de madurez.
Muy agradable en la entrada, fino, refresca la boca y la invade de sabores que encontramos en nariz.




 

LA NEGRA 2011
Elaborado en Banyuls sur Mer junto a Yoyo Laurence Krief.
Cariñena 100% de 60 años.
13,5 % Vol.

Capa media baja.
Franco, destaca en nariz el tapenade, frutos rojos, fresas.
Boca sencilla, fruta jugosa, ligero en apariencia, muy vertical,  el vino destaca realmente en el final de boca donde apreciamos una buena longitud coherente con la calidad.





Un comentario de Jean François nos puede hacer entender mejor ambas elaboraciones y viene a decir que él hace vinos para tomarlos con los amigos durante la mañana.
Vinos naturales, limpios, jugosos, frescos y sin complicaciones, aunque no por eso menos interesantes.

lunes, 27 de mayo de 2013

EL CIRUELO 2011 Y VIDONIA 2011 (D.O.VALLE DE LA OROTAVA)

      Pocos vinos, entre tantos, son capaces de destacar como lo hicieron Vidonia y El Ciruelo 2011 en el evento que se hizó en Villa Mas el pasado mes de Marzo. Una de las posibles causas podría ser el perfil tan particular que la falda del Teide otorga al suelo, pero esto sin un buen trabajo en viñedo y bodega no sería posible.



VIDONIA 2011 (Bodega Suertes del Marqués)

     Procede de parcelas a 500 metros sobre el mar, de listán blanco en pie franco en su mayoría, y suelos volcánicos. Fermentación y crianza  se desarrolla en barricas de 500 litros apenas sin tostar según nos comenta Roberto. Trabajan con bajo nivel de sulfuroso.

     Amarillo intenso, y no muy brillante a la vista.
     Rusticidad es la primera sensación que nos atrae al primer golpe en nariz, acompañada de un buen peso de fruta madura, albaricoque y sensaciones herbáceas como contraste. Notas especiadas y ahumadas agradables.
     Acidez justa, aunque aguanta el tipo, muy amplio y con mucho peso de fruta también en boca.

     Vino de perfil poco habitual, muy interesante, posiblemente de no mucha guarda, pero esa rusticidad ha provocado que le tengamos muy presente en cuanto a su evolución, una lástima que la producción no supere las 1500 botellas.


EL CIRUELO 2011 (Bodega de Suertes del Marqués)

     La máxima expresión de 0,75 Ha, de Listan Negro en pie franco de 90 años, orientadas al Norte en suelos de roca  volcánica.

     Capa media alta, picota.
     Cuando se encuentra un vino como este es complicado centrarse en la cata y definirlo con parámetros e intensidades. Aquí encontramos sensaciones, primero ganas de salir corriendo para compartirlo con  colegas y después incluso  ganas de abrazar al elaborador. Aunque no sólo él es cómplice, sin el viñedo viejo, el subsuelo, el terroir (que sobresale sobre el resto), la adaptación de la Listan al entorno e incluso la sombra del ciruelo centenario que le da nombre no sería posible elaborar un vino así.

     Quizás para describirlo nada mejor que copy-paste de la cata que publicó, y sintió, Pedro Carroquino:

      Multi activa nariz. Es de una fragancia de roja fruta y mineral con toques a bálsamos o resinas que excitan. Es casi perfecto. Una delicada presencia en boca de calidad primaria, saturandote el paladar con estructura, madurez, densidad excepcional y taninos mansos, en armonia todo...

     Poco más se puede añadir a la cata del tinerfeño, todo sentimiento y pureza en la descripción.

Para fortuna de mis amigos japoneses pueden encontrar los vinos de Suertes del Marqués en el siguiente link:  http://www.arcos-jp.com/

jueves, 23 de mayo de 2013

TERRA DE CUQUES 2011

    El segundo vino blanco de Terroir al Límit ha visto la luz, TERRA DE CUQUES 2011.

    Si su primer blanco Terra de Guix es un vino vertical, con raza, de acidez magnífica, con buena trama en boca, pizarroso, Terra de Cuques 2011 contrasta con este perfil. Si el primero está sumamente marcado por la piedra este lo está por la densidad y el toque divertido en nariz, que sin ser exuberante descubre la variedad Pedro Ximénez y Muscat, marcando además elegantes notas florales.

    En boca es denso, agradable y en el momento de la cata contrasta todavía con el final algo amargo.

    En nuestra opinión el vino aún está falto de botella, aunque bebible perfectamente, guardaremos una muestra para ver la evolución, que auguramos podría "petrolear" en unos años.




    Tanto la fermentación alcohólica como la crianza de 18 meses esta realizada en demi-muids de 500 litros.

Ficha técnica
80% Pedro Ximénez y 20% Muscat.
Viñas de diferentes fincas.
Suelo arcilloso-calcáreo.
Distintas orientaciones.
Criado y fermentado en demi-muid (500 litros) entre 15 y18 meses.

jueves, 16 de mayo de 2013

EL CASOT Y FONSCLAR 2011 (L'INFERNAL)

     El pasado 6 de Mayo pudimos asistir, dentro del marco de la Fira del Vi, a la "Tast Profesional" donde numerosas bodegas DOQ Priorat y DO Monsant presentaron la nueva añada.

     Este año el acto tuvo lugar en la Sala Abside del Castell de Falset, donde pudimos disfrutar de unas vistas impresionantes de la comarca y un adecuado espacio para poder disfrutar de la cata.

    Fue allí, donde nada más entrar, tuvimos el placer de saludar a Pep Aguilar y conocer el nuevo proyecto L'INFERNAL con dos de sus vinos.


EL CASOT 2011
Garnacha 100%.
Viñas de coster (Ladera) Torroja.
Suelo de pizarra marrón.
orientación Sur.
Criado en barrica de 500 litros durante 12 meses
Botellas 1800 aprox.

Capa media, muy varietal, higos secos y con buena expresión mineral.
Muy vertical, fino y con carácter.

FONSCLAR 2011
Cariñena 100%
Viñas en coster (Ladera) Torroja.
Suelo de pizarra púrpura y arcilla.
Orientación oeste.
Criado en barrica de 500 durante 12 meses.
Botellas 1200 aprox.

Este vino merece algo más que una cata, no pudimos evitar disfrutarlo íntegramente.
Es un vino "bonito", de concepto, de expresión áurea, con proporciones exactas, pero terrenal a la vez.. En boca crece y crece pero a ritmo lento, dejándose disfrutar como si de cámara lenta se tratase.
Vino para deleitarse, excelente trama en boca.

Ambas botellas de enorme expresión, que encierran el concepto de lo que debe ser un gran vino de la DOQ Priorat.

lunes, 13 de mayo de 2013

BODEGAS ZIRIES, PURA PASION

      Hay bodegas que por mucho tiempo que haya transcurrido desde la visita, aún habiendo perdido las fichas de cata, anotaciones  y todos aquellos detalles que pudieran ayudar a definirla, nunca podrás olvidar.

      Bodegas que por mucho que te venza la  pereza para escribir unas líneas, vienen a tu mente cuando menos te lo esperas y te recuerdan que aquel día de visita mereció la pena y no puede quedar en blanco  la hoja que le correspondería en este humilde blog.

     Y no hablo de cualquier bodega sino de Lobecasope, también conocida como Bodegas Ziries.

     No meses, años costó después de comentarios de soslayo, indirectas, codazos impenitentes y algunas argucias no confesables, incluso catas de Ziries, para que finalmente Javier Castro  mostrase al conocido "Sexteto UEC" el fruto de su pasión de vigneron junto a dos de sus socios,  Flequi Berruti y Sonia López.

     No podía ser de otra forma. Previamente a la cita los visitantes recibimos un documento con el plan pormenorizado, incluida la sorpresa, detallando el antes, mientras y después de la visita. Todo cuadraba perfectamente en el timing, Castro, una vez más no nos defraudó.

     En el Sexteto nos temimos los peor; Javier nos trasladó a un horno de leña, para desayunar, donde nos incitó a tomar fuerzas "por si acaso" decía. Con la siguiente imagen podréis entender lo que nos esperaba, aunque el bodeguero encubría como un curso de poda, el duro esfuerzo al que ibamos a ser sometidos.


     El viñedo, en su mayoría garnacha, se encuentra a  los pies de los Montes de Toledo, en Cuerva y en San Pablo, en terrenos franco arenosos  denominados "parajes"  que se encuentran a 845 metros de altitud y edades comprendidas entre los 26 y 55 años repartidos en 7 Ha.
     La agricultura es biodinámica y consideran  a sus vinos como orgánicos, sin tratamientos químicos y con el máximo respeto por la naturaleza.


     Vinifican por separado siempre buscando la transparencia del terroir de cada parcela, identificada por un nombre propio como vemos en la imagen; de hecho la filosofía de su nuevo proyecto, Melé Paraje Granítico , está vinificado con garnacha muy vieja procedente de una sola parcela cuya característica es suelo granítico muy pobre. 


       La historia de la bodega comenzó elaborando con pocos medios en San Pablo de los Montes, hasta que cuatro años después se trasladaron a Cuerva, donde definitivamente cuentan con lo necesario para  elaborar, con garantías, no sólo desde el punto de vista de elaboración sino del posterior afinado en botella de sus vinos.

     No ha tenido que ser fácil reconducir la tendencia natural de los vinos elaborados en la zona, pero en mi opinión a partir del 2008  han conseguido elaborar vinos más frescos, con raza, sin abandonar la estructura y con visión no de vinos inmediatos, sino de medio recorrido.

     La visita se hizo a finales del 2011 y catamos distintas muestras 2011de depósitos, Ziries 10 en barrica y Ziries 09, cuya cata describo a continuación:

     Ziries 09, capa media baja, frutos rojos y negros, balsámico, tiza, ligeros toques torrefactos y trazas de rusticidad que le confiere personalidad, todo ello arropado por un fondo fresco.
     Entra con fuerza, goloso pero serio, buen volumen y con un paso de boca que marca bien los tiempos, de grata sensación táctil y tanino ligeramente rugoso aunque bien ensamblado, final de ligera sensación salina y media longitud.

      Navalegua 2010, el segundo vino de la bodega de entonces, ahora ha pasado a ser el tercero y no decepciona en absoluto, con menos boca pero muy fresco y fácil de beber, de excelente compromiso calidad y precio.
       
     La jornada terminó en el As de Espadas de Toledo, donde pudimos disfrutar de una excelente comida, muchas anécdotas y sobre todo de una grata reunión de amigos.

    El próximo contacto con Bodegas Ziries será en Barcelona Vinos, su distribuidor en Catalunya, donde tenemos una cita pendiente para catar Melé, el último vino elaborado por la bodega.

     Para llevar a cabo cualquier proyecto, no sólo es necesario conocimiento técnico y medios para realizarlo, sino sobre todo, y como requisito más importante, la pasión aportada por cada uno de los componentes del equipo; este valor fue transmitido con creces, durante la visita y en cada uno de sus detalles por Javier Castro.

     No podría cerrar esta entrada sin agradecer a cada uno de los miembros del Sexteto UEC, su contribución una vez más al disfrute y pasión por la amistad y el buen vino.

sábado, 4 de mayo de 2013

ENTRE INNOBLES COMPAÑEROS ... ESTABA ELLA, MANZANILLA MUY FINA DE BARBADILLO

      Ante la duda de saber cual sería la manzanilla más barata del mercado, me adentré en uno de los más conocidos lineales de barrio y me dispuse a deshacer la incógnita. Cuando encontré mi víctima me asusté, pues como compañeros de viaje estaban los tintos de marca blanca "embotellados por..." , "elaborados por..." y allí, en pie, tranquila, acostumbrada y altiva, yacía nuestra presa sujeta a  tan innoble compañía.

    En el transcurso hacia su destino, tuvo que  soportar  mezclarse también con innobles compañeros de viaje en bolsas de 2 cts, pizza, lechuga envasada lista para el uso, e incluso la bebida preferida de mi vástago una botella de horchata.

    Ella lo sabía, estaba segura de que en cuanto el tapón de rosca hiciese crack, sería la protagonista y así fue:

    Amarillo ligeramente dorado, con reflejos acerados.

    Ligeramente punzante,almendra tostada, fruta blanca algo madura, ligero fondo de barniz y balsámico.

    Con volumen, cierta estructura, crece y crece hasta inundar la boca con idénticas sensaciones a las encontradas en nariz, final salino y buena longitud, aunque con ligera sensación ardiente y no muy acusada sensación de crianza biológica.



    ¿Que más se puede pedir por algo menos de cuatro euros?, aunque en realidad la pregunta no sería esa, si no más bien ¿Me ha gustado? y la respuesta ademàs de afirmativa, es que me ha parecido un vino de categoría mundial a la altura de los más grandes en cuanto a personalidad y carácter.

    Evidentemente comparándola entre su segmento no la podemos situar en la cima, pero por si misma es un gran vino.

    Si alguien tiene interés en conocer algo más de los vinos de Andalucía Occidental le recomiendo el siguiente link de uno de los mayores conocedores de los vinos andaluces,  Paco del Castillo.

http://elmundovino.elmundo.es/elmundovino/noticia.html?vi_seccion=2&vs_fecha=200308&vs_noticia=1061188646