lunes, 27 de mayo de 2013

EL CIRUELO 2011 Y VIDONIA 2011 (D.O.VALLE DE LA OROTAVA)

      Pocos vinos, entre tantos, son capaces de destacar como lo hicieron Vidonia y El Ciruelo 2011 en el evento que se hizó en Villa Mas el pasado mes de Marzo. Una de las posibles causas podría ser el perfil tan particular que la falda del Teide otorga al suelo, pero esto sin un buen trabajo en viñedo y bodega no sería posible.



VIDONIA 2011 (Bodega Suertes del Marqués)

     Procede de parcelas a 500 metros sobre el mar, de listán blanco en pie franco en su mayoría, y suelos volcánicos. Fermentación y crianza  se desarrolla en barricas de 500 litros apenas sin tostar según nos comenta Roberto. Trabajan con bajo nivel de sulfuroso.

     Amarillo intenso, y no muy brillante a la vista.
     Rusticidad es la primera sensación que nos atrae al primer golpe en nariz, acompañada de un buen peso de fruta madura, albaricoque y sensaciones herbáceas como contraste. Notas especiadas y ahumadas agradables.
     Acidez justa, aunque aguanta el tipo, muy amplio y con mucho peso de fruta también en boca.

     Vino de perfil poco habitual, muy interesante, posiblemente de no mucha guarda, pero esa rusticidad ha provocado que le tengamos muy presente en cuanto a su evolución, una lástima que la producción no supere las 1500 botellas.


EL CIRUELO 2011 (Bodega de Suertes del Marqués)

     La máxima expresión de 0,75 Ha, de Listan Negro en pie franco de 90 años, orientadas al Norte en suelos de roca  volcánica.

     Capa media alta, picota.
     Cuando se encuentra un vino como este es complicado centrarse en la cata y definirlo con parámetros e intensidades. Aquí encontramos sensaciones, primero ganas de salir corriendo para compartirlo con  colegas y después incluso  ganas de abrazar al elaborador. Aunque no sólo él es cómplice, sin el viñedo viejo, el subsuelo, el terroir (que sobresale sobre el resto), la adaptación de la Listan al entorno e incluso la sombra del ciruelo centenario que le da nombre no sería posible elaborar un vino así.

     Quizás para describirlo nada mejor que copy-paste de la cata que publicó, y sintió, Pedro Carroquino:

      Multi activa nariz. Es de una fragancia de roja fruta y mineral con toques a bálsamos o resinas que excitan. Es casi perfecto. Una delicada presencia en boca de calidad primaria, saturandote el paladar con estructura, madurez, densidad excepcional y taninos mansos, en armonia todo...

     Poco más se puede añadir a la cata del tinerfeño, todo sentimiento y pureza en la descripción.

Para fortuna de mis amigos japoneses pueden encontrar los vinos de Suertes del Marqués en el siguiente link:  http://www.arcos-jp.com/

No hay comentarios :

Publicar un comentario