jueves, 22 de mayo de 2014

MANUEL MANZANEQUE, DO FINCA ÉLEZ (VINOS DE PAGO)


Poco a poco en Vinoexpresión, intentaremos en una serie de entradas, desgranar tantos vinos de pago como nos sea posible para conocer si realmente cumplen con los criterios de mercado y calidad que en principio se les exige según la Ley de La viña y el vino 2003 adjunta. Hoy comenzaremos por conocer y catar algunos de los vinos de Manuel Manzaneque en su DO Finca Élez.
  1. A los efectos de esta ley, se entiende por «pago» el paraje o sitio rural con características edáficas y de microclima propias que lo diferencian y distinguen de otros de su entorno, conocido con un nombre vinculado de forma tradicional y notoria al cultivo de los viñedos de los que se obtienen vinos con rasgos y cualidades singulares y cuya extensión máxima será limitada reglamentariamente por la Administración competente, de acuerdo con las características propias de cada comunidad autónoma y no podrá ser igual ni superior a la de ninguno de los términos municipales en cuyo territorio o territorios, si fueren más de uno, se ubique. Se entiende que existe vinculación notoria con el cultivo de los viñedos, cuando el nombre del pago venga siendo utilizado de forma habitual en el mercado para identificar los vinos obtenidos en aquél durante un período mínimo de cinco años.
  2. En caso de que la totalidad del pago se encuentre incluida en el ámbito territorial de una denominación de origen calificada, podrá recibir el nombre de «vino de pago calificado», y los vinos producidos en él se denominarán «de pago calificado», siempre que acredite que cumple los requisitos exigidos a los vinos de la denominación de origen calificada y se encuentra inscrito en ésta.
  3. Los vinos de pago serán elaborados y embotellados por las personas físicas o jurídicas que, por sí mismas o por sus socios, ostenten la titularidad de los viñedos ubicados en el pago o con carácter excepcional y en los supuestos que la Administración competente lo autorice reglamentariamente, en bodegas situadas en la proximidad del pago que, en todo caso, deberán estar situadas en alguno de los términos municipales por los cuales se extienda el vino de pago o en los colindantes.
  4. Toda la uva que se destine al vino de pago deberá proceder de viñedos ubicados en el pago determinado y el vino deberá elaborarse, almacenarse y, en su caso, criarse de forma separada de otros vinos.
  5. En la elaboración de los vinos de pago se implantará un sistema de calidad integral, que se aplicará desde la producción de la uva hasta la puesta en el mercado de los vinos. Este sistema deberá cumplir, como mínimo, los requisitos establecidos en el artículo anterior para las denominaciones de origen calificadas.
  6. Cada vino de pago deberá contar con un órgano de gestión. No obstante, la legislación de las comunidades autónomas podrá exonerar de dicha obligación a aquellos vinos de pago cuyo número de operadores sea inferior a la cifra que se determine.”
Cuando Manuel Manzaneque regreso a sus raíces, desde sus tareas de director y productor teatral, El Bonillo (Albacete) le ofreció la oportunidad de ser pionero junto a Dominio de Valdepusa en la creación de los vinos de pago y a su vez potenciar su propiedad vinícola, 40 Ha de viñedo en 300 de finca, que ya en 1992 vio la primera añada.
Uno de los hitos diferenciadores de Finca Élez es un terroir con suelos ricos en potasio, calizos, arcillosos y con numerosas margas, junto a una altitud de 1100 m. y un clima adecuado para una excelente maduración.
En cuanto a la viticultura, el marco de plantación es de 2,7x1,3 m (2850 cepas/Ha) conducido parte de él en espaldera y con variedades como Chardonnay, Syrah, tempranillo y Cabernet Sauvignon.


MANUEL MANZANEQUE CHARDONNAY 2012
(Valoración   15,5)
Amarillo dorado. Aromas a infusión de manzanilla, membrillo, manzana asada, pera madura y anisados de intensidad media. Tímido en la entrada, aunque poco a poco se apodera de la boca, graso, con final largo y de ligero amargor que pronuncia su longitud.
Maceración pelicular durante 12 horas para aportar intensidad en nariz, y removido de lías al final de la fermentación para dar volumen en boca. Excelente calidad por incluso algo menos de 5 €.

MANUEL MANZANEQUE CHARDONNAY BARRICA 2008
(Valoración  16,0)
Amarillo dorado muy intenso. Fruta blanca bien madura, notas especiadas bien integradas y ahumadas del varietal, hoja de tabaco, mantequilla y un fondo almizclado que le confiere carácter. Tímido también en la entrada en boca, voluminoso, y finaliza con recuerdos a barrica aún presentes pero bien fusionados con las sensaciones grasas.
Nos ha gustado la buena integración de la barrica de grano muy fino, y la complejidad en nariz junto a su boca grasa.

MANUEL MANZANEQUE NUESTRO SYRAH 2006
(Valoración 16,0)
Ribete sin evolución, vivo. Aromas potentes a fruta negra, fresco, tierra húmeda, monte bajo, barrica bien integrada, con finos terciarios cárnicos, buena expresión del varietal, balsámico y muy mediterráneo. En boca mantiene bien la acidez, con buen desarrollo y peso de fruta , final ligeramente cítrico que le aporta frescura sin molestar.
Vino con personalidad propia, elegante, de excelente trama y que ha mantenido un nivel de calidad homogéneo durante ya muchos años.

No hay comentarios :

Publicar un comentario