sábado, 14 de marzo de 2015

ESCOMBROS 2013 Y RUINA 2013, by ERIK ROSDAHL

Pocas veces al catar siento curiosidad por el elaborador, normalmente pienso en el clima, los suelos, variedades, rendimientos, texturas o añadas. Mi primer contacto con uno de sus vinos fue en Pinell del Brai, de la mano de Laureano Serres, su nombre ESCOMBRO 2013 y atípicamente no necesité anotarlo en mi libreta porque sabía que no lo olvidaría. Su aroma, franqueza, equilibrio, profundidad y textura quedó grabado para siempre. La semana pasada, en Vins Nous, el reencuentro volvió a producirse acompañado de RUINA 2013, uno de sus hermanos. Aquí la Syrah se expresa en su faceta más frutal, es fresca y mantiene la estructura, con una tanino algo más terroso y el alcohol perfectamente integrado, sin marcar la barrica apenas y sin rascos identificativos del contacto con ánforas.
No los encuentro pesados, hay frescor, respetan la personalidad del ya, en mi opinión, perfilado carácter de la zona.
Erik Rosdahl elabora en el Monte Arabí, una elevación en torno a los 1050 metros, conocido también como la montaña mágica de Yecla. Los suelos en general son gravosos y muy calizos, de escasa pluviometría y con un importante salto térmico entre la noche y el día; condiciones que favorecen la concentración e intensidad de sabor y color. Como dice Erik, vinos para oler y catar. ¡Enhorabuena!
 ¡Ahhh, y sin sulfitos añadidos!

8 comentarios :

  1. Acabamos de descorchar y degustar una botella de escombro 2013, que nos regaló David, sommelier de Ricard Camarena,
    realmente muy agradable y totalmente de acuerdo con los comentarios sobre este vino

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola A.Ciscar, me alegro mucho de que coincidamos en la opinión. Realmente, dentro y fuera del perfil de los naturales, es un gran vino. Gracias por tu comentario.

      Eliminar
  2. Estamos ante uno de los vinos grandes.
    No sé cómo Erik lo hace, pero en el Escombro la uva Tintorera parece provenir de los cielos.

    ResponderEliminar
  3. Santiago, tú artículo es muy acertado.
    Has dado en la diana.
    Es muy interesante conocer a Erik.
    No dejeis de probar estos vinos...

    ResponderEliminar
  4. Totalmente de acuerdo, es un vino que una vez catado no se puede olvidar, el Sr. Erik, tiene toda mi atención en cuanto a sus vinos y no me pienso perder uno.

    ResponderEliminar
  5. Lo probé en el maridaje del nuevo restaurante de Ricardo Camarena de la avd Burjassot de Valencia,no lo olvidaré y seguiré a su autor. Aunque mi infancia esta ligada a Jumilla y su campo, habitualmente bebo de otras Dop tanto españolas como fracesas con las excepciones de los vinos de Juan Gil y casa La Ermita,ahora ampliaremos con Escombro y pronto espero probar Ruinas. Un saludo a todos aquellos que beben vino y lo disfrutan.

    ResponderEliminar
  6. Lo probé en el maridaje del nuevo restaurante de Ricardo Camarena de la avd Burjassot de Valencia,no lo olvidaré y seguiré a su autor. Aunque mi infancia esta ligada a Jumilla y su campo, habitualmente bebo de otras Dop tanto españolas como fracesas con las excepciones de los vinos de Juan Gil y casa La Ermita,ahora ampliaremos con Escombro y pronto espero probar Ruinas. Un saludo a todos aquellos que beben vino y lo disfrutan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Cefepi por tus comentarios. Grande sin duda Erik.
      Respecto a Juan Gil, y Casa La Ermita han apostado por líneas muy distantes del vino de Mr Roshdal...

      Eliminar