domingo, 19 de abril de 2015

LATITUD 40, 2013 Carmen López Delgado

Hace pocos días anunciábamos uno de los eventos estrellas del mes en Barcelona, Renaissance des appellations despliega una muestra importante de viticultores biodinámicos, entre los cuales se encuentra una de las bodegas españolas que participarán de la mano de su creadora Carmen López Delgado junto a Angel Amurrio. Casualmente hemos tenido la oportunidad de catar uno de sus vinos, LATITUD 40, (etiqueta oro) en su primera añada 2013.

Carmen comenzó en 2012 realizando prácticas biodinámicas en su finca de 13,5 Ha de las cuales 9,5 fueron  plantadas con graciano en el 2007 y 3 Ha de tempranillo en 2013 de las que aún no han tenido producción. El proyecto es aún muy joven, de hecho, la añada que hemos catado no tenía intención de salir al mercado, pero ante los buenos resultados obtenidos optaron por comenzar su andadura comercial con alrededor de 7000 botellas. El viñedo se encuentra situado en Santa Olalla (Toledo) a 40 grados de latitud, de ahí su nombre, y una altitud alrededor de 500 metros en un clima mediterráneo-continental con escasas precipitaciones, heladas frecuentes y temperaturas en verano que superan los 40ºC. Los suelos de la finca son arcillosos, con cubierta vegetal, no despuntan ni deshojan, utilizan abonos naturales y rechazan el uso de cobre y azufre.

La vendimia se hace de forma  manual, posteriormente se macera en frío hasta arrancar la fermentación espontánea con un pie de cuba previo en la viña; la decisión de la fermentación maloláctica se deja en manos de la naturaleza, no habiendose realizado en la añada 2013. Ni se clarifica ni se filtra, así como tampoco se añade SO2 (13mg/l de total), dejando la conservación en manos del alto grado alcohólico, propio de la zona, su alta acidez y bajo ph.

Su filosofía esta basada en el máximo respeto por la naturaleza, con la mínima intervención posible, y siguiendo el calendario lunar en las tareas del campo y bodega, y que junto con preparados biodinámicos e infusiones de plantas medicinales complementan el resto de cuidados en la viña.

LATITUD 40, 2013  "Etiqueta oro"    
(Valoración personal 16/20)
Capa muy alta, opaco con ribete vivo de tono rubí. Franco, muy limpio, intenso en nariz, fruta roja y negra muy madura con leves recuerdos especiados. Contundente en boca, carnoso, con buen peso de fruta y cierta elegancia táctil en el paso acompañada de un tanino bien maduro.
Latitud 40 nos ha gustado por su gran potencial, creemos que tiene todo lo necesario para convertirse en un magnífico vino representativo de la zona. En nuestra opinión, el gran reto de la zona es el encuentro entre equilibrio, madurez, acidez y concentración, objetivo que sin duda Carmen afinará, aún más,  en próximas añadas.

No hay comentarios :

Publicar un comentario