lunes, 18 de enero de 2016

ALAÏS 2010 (DO RIBEIRA SACRA)

Puentes ancestrales, vertiginosos bancales romanos, miradores secretos en las laderas de los ríos Miño y Sil, subzonas bien diferenciadas, varietales autóctonos y un ambiente mágico hacen de la Ribeira Sacra un destino exclusivo a todos los amantes del vino. Suelos pobres y fuertes desniveles junto a un clima continental, de fuerte influencia atlántica, marcan diferencias entre los valles de ambos ríos y sus cinco subzonas, Chantada, Ribeiras do Miño, Quiroga-Bibei y Ribeiras do Sil y Amandi. Los suelos en la mayoría de los casos son aluviales sobre base de pizarra o granito. Según estudios del CESIC las zonas de altitud media (350-450 m) permiten obtener vinos de mayor equilibrio, no mejores, mientras que con el cambio climático se tenderá a elevar la altitud de las zonas de elaboración.

Hoy comentaremos unos de los vinos de la subzona Ribeira do Sil, ALAÏS 2010, de Adega Ponte da Boga. La bodega se sitúa en "Terra de Caldelas", entre las Sierras Orientales (San Mamede y Queixa) y el Val del Sil. Fundada en 1898, cerrada en los 60 y reconstruida en 1999, hasta que en el 2005 tomó su actual nombre. Alaïs 2010 procede de una sola parcela de suelos de esquistos y distribuida en 9 bancales con la variedad mencía, fermentada en inox. y una permanencia de más 10 meses de barrica y 17 en botella.


ALAÏS 2010 MENCÍA (PONTE DA BOGA)
(Valoración personal 16/20)
Capa alta con ribete levemente teja. Al primer golpe en nariz se perfilan aromas terciarios, y tras airear afloran notas a fruta negra muy fresca, le acompañan puntas tostadas y oleicas como fondo. Posee equilibrio en boca, raza, con cierto cuerpo y una acidez cítrica algo desgabazada pero que le augura mucha vida por delante.

No hay comentarios :

Publicar un comentario