martes, 3 de mayo de 2016

CLOS MARTINET 2005


Después de repasar notas de cata y comentarios de CLOS MARTINET 2005 en redes y búsquedas de google, no parece haber sido un éxito. Diferentes discursos he encontrado: decepción, mucha madera, "no es lo que esperaba", poco mineral, y descripciones ambiguas en general y poco definitorias, la mayoría de ellas fechadas en 2010. Supongo que en su día yo habría dicho lo mismo o algo parecido al resto, no lo recuerdo en realidad. Pero como la justicia debe imponerse..., "Dad, pues, al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios",  después de 10 años de su nacimiento he vuelto a catar el mismo vino. Y ahora, he entendido el motivo del calificativo de "visionario" a Josep Lluís Pérez. Como la mayoría sabéis, el estilo de Priorat se ha modificado desde hace algunos años hacía un estilo más fresco, más infusión y menos concentración, evitando las sobremaduraciones y buscando un perfil de mayor pureza. Pues bien cuando muchos elaboradores, con buen criterio, desde hace cinco o seis años adoptaron la nueva tendencia, Sara y Josep llevaban un decenio de adelanto. He podido experimentarlo probando las más recientes elaboraciones de la familia Pérez i Ovejero, y sorprendentemente catando el mencionado 2005 no se observa un gran cambio de estilo respecto a las añadas más recientes. Sigue una línea coherente, donde frescura, potencia y elegancia son los parámetros a priorizar. Sin duda también hay que comentar que cada vino tiene su momento óptimo de consumo, y ahora, es el momento de Clos Martinet 2005.

Valoración personal: 17/20


No hay comentarios :

Publicar un comentario