sábado, 25 de junio de 2016

BB2 2012 (LAURENO SERRES)



Laureano Serres es un artista de la elaboración de los vinos sin sulfitos, nos sorprende muy a menudo con obras maestras de forma genuina, sencilla y humilde. Catar sus vinos es trasladarse a otra dimensión, vinos que llegan al alma. Tras una puesta en escena desenfadada, inusual, y en el filo de la navaja, hay rigor, esencia y un enorme trabajo. En mi opinión es uno de los grandes, elabora vinos que expresan y llegan de forma nítida y sin maquillaje a todo aquel que tenga la sensibilidad y formación para sentir la esencia que transmite. Hoy recuperamos en nuestro cuaderno BB2 2012, catado hace ya algunos meses.

BB2 2012 garnacha blanca, Terra Alta, 6 meses en tinajas, trazas de botrytis, volumen, carácter, radical, impresionante en boca, pleno, y todo un arco iris de matices. Excitante, complejo y especiado.
Es un Laureano!

(Valoración personal 17/20)
Precio:17 €
Más info: Laureano Serres

miércoles, 22 de junio de 2016

IGNIUS 2012 (Almonacid de la Sierra)


Hay vinos que surgen de explotaciones vitivinícolas y otros que simplemente nacen del corazón. Y cuando así se crean, de la misma forma consiguen llegar a quien los bebe. Ignius 2012 nos ha cautivado. Garnacha, vidadillo, macabeo, tempranillo y syrah, entre 20 y 70 años, plantadas sobre 10 ha en suelos de roca metamórfica de origen ígnico con alto contenido en sílice, entre 400 y 800 msnm en la sierra de Algairen (Almonacid dela Sierra). Viticultura sostenible en un medio rural como el propio J. Sanz Soguero, creador del proyecto, nos comenta durante un reciente encuentro de elaboradores (Vinum Nature 2016). Clima mediterráneo, semiárido y que con ayuda de un viento fresco y seco (Cierzo) fomenta una excelente salud sobre un viñedo plantado en vaso en su mayoría.
Una no muy agraciada etiqueta nos adentra en un vino de enorme peso en fruta negra, muy serio en nariz, balsámico, intenso y con acusados rasgos minerales. Una tenue, aunque sabrosa, entrada nos dirige hacia el punto fuerte del vino, un pronunciado y mantenido paso por boca con sensación tánica del varietal de gran calidad y persistencia.
(Valoración personal 16/20)
Precio aprox.: 13€

Más info en IGNIUS

martes, 14 de junio de 2016

UVAS VELOCES 2015 (VALLE DEL JARAMA)


En la zona norte de la Comunidad de Madrid y próximo a la sierra del macizo central, en El Molar, sobre suelos arenosos de granito y esquistos entre 700 y 800 msnm ha nacido UVAS VELOCES 2015. Garnachas de más de 50 años y plantadas en la zona de influencia del río Jarama, muy cerca de Talamanca del Jarama, donde se asentaron en S. XIV los monjes de origen francés de la orden de los Cartujos para elaborar los vinos que se consumían en la Cartuja del Paular.

El proyecto ha podido ver la luz gracias a la inquietud del enólogo Oscar Pasanau, generando mediante crowdfunding los mecenas suficientes como para iniciar el proyecto que él mismo nos explica:

Creo que con el entusiasmo de mis futuros patrocinadores conseguiremos la suficiente repercusión para que de esta manera se inicie la progresiva revalorización de unos vinos en una zona deprimida y asegure la continuidad generacional del cultivo de la vid. Un recurso natural en una zona privilegiada para el cultivo de la garnachas donde obtener vinos finos y elegantes.
De momento ya contamos con el respaldo de los expertos técnicos del IMIDRA y el Consejo Regulador D.O. Vinos de Madrid que son la antesala de la actividad política que permitirá llegar a dar oficialidad a una realidad económica en ciernes.
Todo es cuestión de empezar y que mejor manera que con la difusión y el apoyo económico de entusiastas mecenas que serán justamente recompensados.


UVAS VELOCES 2015 (Garnacha tinta)
(Valoración personal 15,75/20)
Capa media baja, ribete pálido. Franco al primer golpe en nariz, paloduz, ligeramente especiado, pétalos de rosa, pequeños frutos rojos, y tras airear alcanza una intensidad de aromas media-alta. Evoca frescor, floralidad y alguna nota de yogur de fresa junto a recuerdos minerales. Ligero en la entrada en boca, de paso ágil, jovial, equilibrado, con un final algo áspero que le aporta garra aunque en breve se afinará en botella. Sabroso y de cierta salinidad que aporta longitud. Marcado por la delicadeza de la garnacha, UVAS VELOCES 2015, es un vino jovial, sincero, franco, de gran equilibrio y que cubre con buena nota las exigencias tanto del gran público como de los buenos aficionados.

Mas info en Uvas Veloces

UN PASEO POR CHIVITE EN BARCELONA


Dice un proberbio chino "El mejor momento para plantar un árbol fue hace veinte años. El segundo mejor es ahora". Chivite, como tantos otros, ha vivido momentos difíciles en los últimos tiempos, desgracias familiares, una larga crisis, cambios de dirección, pero afortunadamente el horizonte parece ahora despejado con la venta de Arínzano y una organización clara de las distintas empresas del grupo: J. Chivite Family Estates, Bodegas Gran Feudo y Viña Salceda.



Uno de los más importante hitos, en la gama Chivite Colección 125, es el cambio de finca de origen a la colindante Legardeta, así como también y desde 2009 la eliminación del merlot y cabernet a favor del tempranillo, dando así paso a un perfil de mayor finura y equilibrio que con el anterior estilo bordelés. César Muñoz, actual enólogo de la casa desde 2012, tiene un horizonte lleno de retos con la introducción de la nueva marca Finca Villatuerta, y el asentamiento enológico de los numerosos retos del grupo Chivite tanto en Navarra como en Rioja.



El pasado 6 de Junio fuimos convocados por Alícia Huidobro con objeto de catar una nutrida representación de los vinos navarros y riojanos de la bodega, incluidos una pequeña representación de los presentados en Madrid bajo el nombre "28 Joyas de Colección". Las notas de cata (rápidas) fueron las siguientes:





CHIVITE COLECCIÓN 125, 2004 (Tempranillo, merlot y cabernet sauvignon)
(Valoración personal 16,25/20)
Elegantes terciarios, perfil bordelés, amplio, tanino fino, con energía suficiente para aguantar algunos años más.

CHIVITE COLECCIÓN 125, 2010 (Tempranillo 100%)
(Valoración personal 16,75/20)
Mucha fruta negra, arándanos. Amplio, equilibrado, busca frescor, mineral, con nervio y mucha vida por delante. Por desarrolarse aún.

CHIVITE COLECCIÓN 125, 2011 (Tempranillo 100%)
(Valoración personal 16/20)
Complejo, fresco y potente. Amplio, redondo, tanino firme y de buena longitud.

CONDE DE LA SALCEDA 2007 (Tempranillo 100%)
(Valoración personal 15,50/20)
Maduro, fresco, algo vegetal, equilibrado, muy bien hecho, salino en el final de boca y de longitud media.

CONDE DE LA SALCEDA 2009 (Tempranillo 100%)
(Valoración personal 15,25/20)
Especiado, más maduro que el 2007, aunque quizás también más atrevido.

CONDE DE LA SALCEDA 2010 (Tempranillo 100%)
(Valoración personal 15,25/20)
 Vivo, con cuerpo, aún por desarrollarse, muy entero todavía.

CHIVITE COLECCIÓN 125, 2005  (Chardonnay 100%)
(Valoración personal 16,75/20)
Amable, excelente madurez, muy complejo, miel y frutos secos, con buen residual de fruta todavía. Sedoso y elegante.

CHIVITE COLECCIÓN 125, 2012  (Chardonnay 100%)
(Valoración personal SC)
Tíolico, fresco, quizás pueda ser la botella pero no es representativo del estilo.

CHIVITE COLECCIÓN 125, 2013  (Chardonnay 100%)
(Valoración personal 17,25/20)
Muy concentrado, de enorme peso de una fruta blanca bien madura, muy septentrional y equilibrado. Excelente acidez, con puntas cítricas y salinas. Un gran vino.

CHIVITE COLECCIÓN 125, VENDIMIA TARDIA 2010 (Moscatel de grano menudo)
(Valoración personal   16.5/20)
Sensaciones cítricas y florales bien marcadas. Elegante y potente con buena persistencia.

CHIVITE COLECCIÓN 125, VENDIMIA TARDIA 1999 (Moscatel de grano menudo)
(Valoración personal   17/20)
Notas aldehídicas y fúngicas. Complejo, delicado en boca.

CHIVITE LAS FINCAS 2015 (Garnacha y tempranillo)
(Valoración personal 15,75/20)
Rosa muy pálido. Notas a frambuesa muy frescas, amplio en boca, muy sedoso y con carácter de un blanco elegante.

miércoles, 8 de junio de 2016

TXACOLI TINTO TALAI BERRI (D.O. GETARIAKO TXACOLINA)



Llega un momento, tras muchos años catando, que sin conocer al elaborador eres capaz de hacer un boceto a grandes rasgos de su personalidad. Sin duda prefiero hacerlo a la inversa, pero es practicamente imposible conocer personalmente a cada productor. Después de catar TXACOLI TALAI BERRI tinto, intuímos que tradición, innovación y esfuerzo se dan la mano en el seno de esta familia de elaboradores. Talai Berri ha recuperado la antigua tradición del txacoli tinto, sin abandonar la elaboración del blanco y unos interesantes vinagres de la variedad autóctona hondarribi zuri. Su tesoro son las 12 ha de viñedo centenario en las laderas del monte Talai Mendi (Zarautz), y aunque últimamente está castigado por la fiebre urbanística, no deja de seguir siendo un remanso de paz con unas vistas impresionantes al mar.




TXACOLI TINTO TALAI BERRI (Variedad Hondarrabi Beltza)
(Valoración personal 15,5/20)
Capa media alta, ribete violáceo, limpio y brillante. Puntas de carbónico que dan paso a una fruta negra muy fresca y jugosa, franco y fresco en nariz, conjuga con equilibrio una buena madurez con puntas herbáceas y especiadas que recuerdan  un buen maceración carbónica, tanto en nariz como en boca. Vivo, nervioso, de cierta amabilidad y con un final ligero y simpático que invita a beber.
Sin duda aquellos heróicos paisanos que bebían antaño el txacoli tinto, como gesto patriótico, agradecerían esta mimada y delicada elaboración de la bodega guipuzcoana.