domingo, 26 de noviembre de 2017

TOSCA CERRADA 2015 (VT CÁDIZ)


Aunque hay más de tres tipos de albarizas en Jerez las principales son: tosca de barajuelas, compuesta por láminas de caliza; tosca de lentejuelas, de roca blanda y esponjosa y finalmente tosca cerrada, que da nombre al vino que hoy comentamos, de textura muy dura en seco aunque con humedad se deshace con facilidad.

 

TOSCA CERRADA 2015 no sería un vino fácil en cata ciega. Una vez abierto su tapón de rosca y servido en copa como cualquier vino al uso, confunde su nariz. La mía, en la primera aspiración me ha trasladado a vinos elaborados sin sulfitos, con las notas de manzana asada típicas y un fondo de oxidación. Es en boca cuando me genera más dudas, puesto que después de su nariz no es habitual encontrar grasa en boca y una explosión en equilibrio de sensaciones salinas, frutales y sobre todo calcáreas en la textura. Y si a esto le sumas que es un vino de paso fácil, fresco y muy fácil de beber borras cualquier oportunidad de ubicarlo con cierta precisión. Es el juego al que nos invita Mario Rovira, su creador y enólogo de Akilia, donde conjuga variedad, suelos, y elaboración en aportar algo diferente y con mucha personalidad en el elenco de vinos del panorama vinícola nacional.



El vino procede del pago Balbaína, entre el Puerto y Jerez, y se ha elaborado exclusivamente con palomino fino criado siete meses en antiguas botas de manzanilla, cuatro de los cuales bajo flor, sin encabezar y finalmente embotellado en rama. El resultado es un vino experimental, muy gastronómico, sumamente franco y de perfil singular.

TOSCA CERRADA 2015 (VT CÁDIZ)
(Valoración personal 16/20)
Amarillo intenso, muy luminoso. Manzana asada, avellana, con recuerdos en nariz a vinos elaborados sin sulfitos, paja húmeda, fondo frutal y ligeramente especiado. Dócil en la entrada en boca, con cierta grasa a su paso, y de repente explosiona regalándonos un potente abanico de percepciones en línea a lo encontrado en nariz, destacando las sensaciones calcáreas y una acidez fina que sustenta el conjunto. Buen equilibrio y final salino.

Producción: 3400 botellas.
Variedad: 100% palomino fino.
Embotellado: Delgado Zuleta.
Enólogo: Mario Rovira.
Zona: VT Cádiz
Elaboración: 4 meses bajo flor sin encabezar.
Precio: 12 €

No hay comentarios :

Publicar un comentario