martes, 23 de julio de 2019

VIGNERONS DE HUESCA


De la mano de JM Gonzalvo y en las instalaciones de Vinoscopio hemos tenido el placer de conocer un proyecto en su fase inicial y que en breve auguramos será fuente de nuevas satisfacciones.
Juan Manuel nos presentó doce vinos de las seis bodegas pertenecientes al sello VIGNERONS DE HUESCA:

    - ALODIA ALCAÑON 2018
    - SERS BLANQUÉ 2018
    - DUNA 2018
    - VISPIUS ROSADO 2018
    - ZINCA D'ANFORA 2017
    - EDRA GRULLAS 2016
    - ALODIA SS SYRAH 2018
    - SERS 22417 2016
    - VISPIUS 2018
    - ZINA BIN DE RIC 2017
    - SED 2016-2017
    - EDRA SOL 2016

JM nos transmitió el gran interés de Vignerons de Huesca en la recuperación y mayor presencia de las variedades autóctonas como son garnacha, moristel, parraleta y alcañón, aunque la realidad es que los vinos presentados también mantienen variedades bien adaptadas al entorno como merlot, cabernet, syrah, tempranillo y chardonnay.

No podemos dejar de poner en valor en Vinoexpresión la alma máter del proyecto, Javier Buil, distribuidor oficial de los vinos vignerons y capaz de consensuar intereses y unificar criterios entre  tres bodegas con DO y otras tres que no pertenecen a ninguna denominación, pero que se sienten unidas bajo el sello de VIGNERONS DE HUESCA.


ALODIA 2018, 100% alcañón (Bodegas Alodia)
(Valoración personal 15/20)
Amarillo pálido. Cerrado en nariz, con un leve fondo lácteo. Afilado en la entrada en boca, ligero pero de buen equilibrio. Su acidez cítrica complementa su versatilidad para platos de cocina asiática.

SERS 2018, 100% chardonnay (Bodegas Sers)
(Valoración personal 15,5/20)
Amarillo subido. Potente en nariz, de cierto volumen en boca, marca el tanino, y aunque con notas vegetales es bastante redondo.

DUNA 2018, 75% garnacha, 20%, alcañón y 5% macabeo  (Bodega DCueva)
(Valoración personal 15,5/20)
Amarillo pálido, muy aromático, con predominio de notas anisadas en nariz. Potente en la entrada en boca, tan potente que el paso por boca parece apagado. Sorprende un alcohol algo subido con un final ligeramente vegetal. Mejorará en botella.

VISPIUS ROSADO 2018, 75% moristel y 25% garnacha (Estrada Palacio)
(Valoración personal 13,5/20)
Cebolla, reducido, ligero carbónico, graso en boca y algún gramo de azúcar residual.

ZINCA d'ANFORA 2017, merlot 70%, 30% garnacha (Binomio vinos)
(Valoración personal 15,75/20)
Capa alta, rojo profundo. Vinoso y maduro en nariz, mora, higo, probablemente por desarrollar en nariz más complejidad. Buen tacto en boca, carnoso y fresco al mismo tiempo. Deja percibir un buen viñedo detrás del vino.

EDRA GRULLAS DEL PASO 2016, tempranillo, garnacha, merlot y cabernet
(Bodega Edra)
(Valoración personal 14/20)
Un vino que siempre nos ha encantado, pero que hoy no hemos sabido sacarle partido.

ALODIA 2018, sin SO2, 100% syrah (Bodegas Alodia)
(Valoración personal 14/20)
Muy ligero en boca y algo vacío en el centro de la boca.

SERS 22417 2016, merlot y syrah (Bodegas Sers)
(Valoración personal 15,5/20)
Muy evidente el roble americano, muy agradable en boca, comercial, de buen equilibrio.

VISPIUS 2018, garnacha y tempranillo (Estrada Palacio)
(Valoración personal 14,5/20)
Goloso, amable, fácil, de una comercialidad impecable, muy buen trabajo en bodega y viñedo.

ZINCA BIN DE RIC 2017, merlot 60%, 20% CS y 20% garnacha
(Binomio vinos)
(Valoración personal 16/20)
Intenso en capa. Complejo en nariz, notas a acetato de etilo que desaparecen al airear, buen peso de fruta en boca, taninos dulces

SED 2016/2017, 65& garnacha, 35% cariñena, 5% syrah (Bodega DCueva)
(Valoración personal 15,75/20)
Muy mediterráneo, goloso, con buen peso de fruta madura.

EDRA SOL 2015, merlot y syrah (Bodega Edra)
(Valoración personal 15,85/20)
Clásico, algo aburrido, pero un vino comercial muy bien hecho.

Agradecemos a David Glez. de Vinoscopio y a JM Gonzalvo por la invitación y sobre todo por su sensibilidad y dedicación a proyectos que no siempre  mantienen una correspondencia biunivoca con su interés.

No hay comentarios :

Publicar un comentario