Portada » Catas y reseñas » SALÓN DE LAS ESTRELLAS DE PEÑIN EN BARCELONA

SALÓN DE LAS ESTRELLAS DE PEÑIN EN BARCELONA

Durante la fría mañana de ayer tuvimos la oportunidad de asistir al Salón de las Estrellas de la Guía Peñin.Muchos comentarios nos han llegado de la gélida temperatura que tuvieron que soportar catadores y bodegas en el Museo del Ferrocarril del homólogo evento que se celebró en Madrid, pero en Barcelona tuvimos el privilegio de contar con unas prácticas  “setas” que ayudaron a atemperar la magnifica estancia que resultó ser la Estación de Francia para conocer los vinos con 4 y 5 estrellas, según la valoración de la guía.

Nuestro primer vino fue Albayda 2012 de Sauvignon Blanc y Chardonnay, sorprendente por su nariz pura y floral, con un perfil fresco y manteniendo el tipo en boca; grata fue la sorpresa cuando sin saberlo previamente supimos que su origen era Granada cuando estábamos ubicándolo por tierras del noroeste. Poco después fuimos hacia la mesa del Ginés Fdez., con ADN de vigneron, sincero, poco comercial quizás, pero persona entrañable donde las haya, y que después de un par de rapapolvos por nuestros movimientos de copa nos introdujo de lleno en los que consideramos vinos galácticos mas que estrellados, Val de Paxariñas Capricho 2012 y Sextal 2010.

No podía faltar a la cita Colet,  la mejor calidad a precios comedidos, de la mano de su creador Sergi y Lluís Pablo de Wein&Umami en la parte comercial. Nos gustó también Pago de Capellanes con su roble 2012, y no nos gustó la altanería del representante de Viña Aliaga a nuestros comentarios, aunque sí nos convenció su blanco Doscarlos 2012, vino navarro con buena nariz y una excelente boca grasa y de final calcáreo.

                   Agradecemos a Vinoscopio la imagen cedida.

Disfrutamos con  Bodegas Gutiérrez Colosía del Puerto de Santa María con toda su gama de finos en rama, amontillados e incluso con su cream, y nos fuimos a la otra punta a catar los gallegos Señorío de Rubios (Rías Baixas) de la mano de su presidente Antonio Méndez, y aunque los blancos fueron de nuestro agrado, tienen un gran camino por recorrer con los tintos. Tampoco podemos olvidar Cantauri (Bodegas Alonso González), bodega familiar riojana, en la que por encima de la elaboración destacaba una excelente materia prima en Carturi Reserva.

Curiosos los tintos de Weinwerk El Lagarto, con sus coupages inéditos, aunque con un largo camino por avanzar aún para afinar sus elaboraciones. Y como no, acabamos la tarde de la mano de Juan Manuel Gonzálbo, enólogo rodante de numerosos proyectos entre los que se encuentra al que representó esa tarde, Vega Tolosa.
   
Fueron muchos más los vinos presentados, como Pricum que también nos gustó, Finca Son Bordils, Fontana, Perelada, pero todo tiene un límite y no pudimos probar todo lo que nos hubiese gustado.